Sean Sembradores de Semillas

Reflexión sobre Orar en el Espíritu
16 abril 2024
Las crisis
17 abril 2024
Reflexión sobre Orar en el Espíritu
16 abril 2024
Las crisis
17 abril 2024

“Así me ha mostrado Jehová el Señor: He aquí, un canastillo de fruta de verano.” Amós 8:1

Un canastillo de fruta de verano representa una cosecha. Nos indica que el árbol ya no produce frutos. Así que, aunque un canastillo de fruta de verano es deleitoso y delicioso, también habla del final de la cosecha. También nos habla de un rápido deterioro y rápida descomposición. Hay un mensaje en un canastillo de fruta de verano, y Dios nos da una ilustración dramática y figurativa.

“Y dijo: ¿Qué ves, Amós? Y respondí: Un canastillo de fruta de verano. Y me dijo Jehová: Ha venido el fin sobre mi pueblo Israel; no lo toleraré más.” (Amós 8:2)

En las visitaciones previas de los juicios de Dios, Amós oró por la supervivencia de Israel y Dios cambió de parecer y retuvo su mano. Pero ahora el canastillo de fruta de verano indica que la cosecha ha pasado. Es el fin. El reino del norte de Israel ha llegado al final de ese lineaje. Vendrá juicio, y la cosecha es simbólica de eso.

Dado que la cosecha habla de un tiempo de juicio y ocurre al final de una era, creo que algunas cosas que dijo nuestro Señor se malentienden si uno no comprende lo que se quiere decir con la cosecha. Jesús dijo a sus discípulos: “…A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.” (Mateo 9:37,38). Nuestro Señor estaba hablando al final de una edad cuando la dispensación de la ley estaba llegando a su fin. Cristo iba a ir a la cruz. Dijo que necesitaba segadores para ir a Israel.

Después de su muerte en la cruz, el cuadro es diferente. Para esta era de gracia, Él da Su parábola del sembrador que salió a sembrar. “…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” (Marcos 16:15) es el mensaje para nuestra era. Este es el tiempo para sembrar la Palabra de Dios. Mi negocio y tu negocio es simplemente sembrar la semilla. Es el negocio del Señor la conversión. Creemos que el Espíritu de Dios tomará la Palabra de Dios y hará un hijo de Dios. Solo somos sembradores de semillas. No somos segadores. La cosecha habla de juicio, y habla del final de una era. Nuestro negocio hoy es salir a sembrar la semilla. Yo quisiera tanto poder transmitir este mensaje a la gente. Yo quisiera poder motivar a todos los creyentes a hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer. Nuestro negocio es sembrar la semilla de la Palabra de Dios.


—Tomado de los Mensajes Editados de J. Vernon McGee sobre Amós ©1994

J. Vernon McGee

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *